Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios ofreciendo una experiencia de navegación personalizada. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que apruebas su uso.

Saltar al contenido

29 De Septiembre Día Mundial Del Corazón

29 De Septiembre Día Mundial Del Corazón

Publicado el 25 septiembre 2019

Semana Mundial del Corazón
Semana Mundial del Corazón

17,9 millones de personas mueren cada año debido a las enfermedades cardiovasculares (evc) siendo, en este sentido, la principal causa de muerte en todo el mundo. Esta cifra ascenderá, según estimaciones, a 23 millones de personas en tan solo 11 años.

Las ecv, conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos, las clasificamos en:
 

  • Hipertensión arterial (HTA)
  • Cardiopatía coronaria
  • Enfermedad cerebrovascular
  • Enfermedad vascular periférica
  • Insuficiencia cardíaca
  • Cardiopatía reumática
  • Cardiopatía congénita
  • Miocardiopatías

Los únicos factores de riesgo que se pueden prevenir son los factores de riesgo modificables: la hipertensión arterial, la obesidad y la hipercolesterolemia.  Para ello el seguimiento de una dieta cardiosaludable como representa el patrón alimentario de la dieta mediterránea, ayuda a mejorar los citados factores de riesgo.

En el caso de la hipertensión arterial esta afecta:
 
  • 40 % de los adultos en países desarrollados
  • 35 % de los adultos en España
  • 68 % de los adultos > 65 años en España
Se estima que en el año  2025 la hipertensión habrá aumentado un 24 % en los países desarrollados y hasta un 80 % en aquéllos en desarrollo. El tratamiento adecuado de la hipertensión se asocia con una reducción del  40% en el riesgo de ictus y un 15% en el de infarto de miocardio.

En este sentido, queremos centrarnos en el manejo del paciente con hipertensión, teniendo presente que en aquellos pacientes que ya han tenido un problema cardiovascular, la hipertensión arterial pude intensificar el daño cardiovascular. En general, el control de las cifras de presión arterial mejora mediante la técnica de monitorización ambulatoria de presión arterial más que con la toma de la presión clínica habitual.

El diagnóstico del paciente con hipertensión arterial se basa en una sencilla  medición, siendo necesarios en determinados casos pruebas complementarias como el Holter, completándolo con un análisis de laboratorio y un electrocardiograma.

Los dispositivos para la medida de la tensión arterial existentes en el mercado deben superar los protocolos de la Sociedad Británica de Hipertensión y / o de la Asociación para el Progreso de la Instrumentalización Médica, y como alternativa más sencilla, el nuevo Protocolo Internacional elaborado por la Sociedad Internacional de Hipertensión

OMRON, marca número 1 a nivel mundial,  ofrece al profesional sanitario una amplia gama de monitores de presión arterial para ayudarle en su actividad profesional.

Bibliografía:

1.   Williams B, Mancia G, Spiering W, Agabiti Rosei E, Azizi M, Burnier M et al. 2018 ESC/ESH guidelines for the management of arterial hypertension. Eur Heart J; 2018;39:3021-3104

2.   Messerli F, Williams B, Ritz E. Essential hypertension. Lancet. 2007; 370:591-603. 2.

 
3.   Kearney PM, Whelton M, Reynolds K, Muntner P, Whelton PK, He J. Global burden of hypertension: analysis of worldwide data. Lancet. 2005;365:217-23. 3.

 
4.   Banegas JR. Epidemiología de la hipertensión arterial en España. Situación actual y perspectivas. Hipertensión. 2005;22:353-62.

Banegas JR, Segura J, Sobrino J,et al Effectiveness of blood pressure control outside the medical setting. Hypertension. 2007. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17075026